Biografía

Lucas & Anabel

Hebreos 10:23

"Fiel es el que lo prometió”

Biografía

Lucas & Anabel Son una pareja apasionada por adorar a Dios a través de la música. Más allá de un título, tienen una experiencia de vida por compartir. Sin conocerse y estando en dos naciones lejanas, él, en Argentina y ella, en Colombia, sus vidas iban construyéndose en medio de historias y procesos particularmente similares.

Ambos nacieron en el seno de familias pastorales, recibiendo desde niños el ejemplo de sus abuelos y padres en el servicio en amor a Dios. Ese ejemplo de pasión y entrega fue sembrando en ellos el deseo de un encuentro genuino con aquel Dios, quien un día haría arder también en sus corazones esa misma pasión por cumplir el llamado depositado en sus vidas.

Adorar a través de la música

Como hijos de pastores, crecieron entregando sus talentos en todas las áreas requeridas para la iglesia, pero principalmente, en la música, donde ambos reconocían que Dios les había entregado un toque especial para adorar. Fue desde entonces, que se dedicaron a su formación como líderes en el área musical a nivel congregacional, local y en diferentes ministerios de distintas magnitudes.

Cumplir ese llamado que Dios había depositado en sus vidas, fue desde entonces su mayor propósito; ambos se encontraban obedeciendo a este llamado cuando surgió el tiempo y la ocasión para que se conocieran y decidieran unir sus caminos en la misma dirección. Desde entonces continuaron juntos por aquel propósito, viendo la mano de Dios darles dirección con el cumplimiento de cada promesa entregada para ellos, promesas que han sido como un ancla firme que sigue sosteniendo sus vidas.

Después de 5 años de matrimonio, recibirían una palabra del Señor que habría de desafiarlos a un nuevo comienzo; ahora ha llegado el tiempo de desarrollar plenamente su llamado al ministerio con el don musical.

Adoración genuina, es lo que tienen para dar con su música Lucas y Anabel. Letras y melodías que nacen de la palabra y de su experiencia como hijos que han visto a su padre celestial manifestarse una y otra vez en sus vidas. Sus voces potentes y apasionadas despiertan en quienes los escuchan, un vivo deseo por la presencia de Dios.